miércoles, 4 de octubre de 2017

Reformar un dormitorio agregando un despacho

En ocasiones no tenemos más recurso que habilitar un despacho en un dormitorio. Ya sea para estudiar o trabajar, esto puede ser posible aunque tu habitación no sea muy grande.

Para comenzar debemos colocar los muebles que ya tienes como la cama y mesillas de noche en un lugar de menor luz, para que dejes en el de la oficina la mayor luz natural posible.



Para separar o unir ambos espacios, puedes colocar del lado de la cama un tapete y enseguida mesas de altura media con espacio inferior para guardar libros y papeles y en la parte superior puedan servir como escritorios con lámparas de mesa.

Asientos tipo puf o baúles te pueden servir para los dos ambientes, y junto a la ventana en una esquina, colocar un pequeños escritorio o mesa esquinera para el ordenador. Y lo más cerca de ésta, una estantería que te servirá para archivar y organizar los documentos que estarán a la mano por necesitarlos diario.

Si el espacio te lo da, puedes colocar una butaca de lectura, cómoda y con una lámpara de pedestal o entre los dos espacios con una lámpara de mesa que servirá para ambos espacios.

Puedes colocar auxiliares con ruedas como mesitas que también te servirán para ambos espacios, que pueden ser muy útiles sobre todo si decides no colocar alfombras que delimiten las dos áreas.

El verdadero secreto está en elegir piezas básicas, prácticas de preferencia ligeras y con el mismo estilo para dar la sensación de amplitud y órden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario