jueves, 19 de octubre de 2017

Reformar un baul antiguo

Anímate a rescatar del olvido un baúl, y dale un aire nuevo con los siguientes pasos para reformarlo y dejarlo como nuevo, sus usos serán para decorar y al mismo tiempo colocarlo en un lugar para almacenar algunas cosas que no encontramos donde guardar.


Vamos a necesitar:



Lija de grano fino para madera. Lija especial para metales. Lana metálica para pulir madera y metales. Tinte blanco para madera. Brocha y pincel. Manos a la obra.

Primeramente vamos a lijar tanto la madera como los herrajes de metal. En la madera es para retirar el barniz antiguo y en el metal, para quitar el óxido.

Retira el polvillo con un trapo húmedo, antes de seguir trabajando.

Pule las zonas metálicas con la lana, pero protégete los ojos, para que no te salte ninguna esquirla. Con una brocha aplica el tinte blanco para madera sobre el baúl. Si manchas los herrajes con la pintura, utiliza el pincel humedecido en agua jabonosa para quitarlo de estas zonas.

Ahora dejas que se seque la pintura. Posteriormente tendrás un hermoso baúl muy decorativo que podar colocar a los pies de una cama, donde podarás guardar las mantas y edredones cuando llegue el verano, o quizá si tienes un baúl muy alto, lo puedes usar como repisa decorativa colocando portarretratos y floreros o jarrones, velas o cualquier otro artículo decorativo.

También servirá de mesa de centro, utilizando su interior como bar, guardando botellas y copas.

Igualmente, colocarlo debajo de una consola, guardando libros y revistas, o paraguas y otras cosas que no utilizas a diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario