lunes, 2 de octubre de 2017

Reformar el jardin para no gastar tanta agua

En estos tiempos en que la necesidad de ahorrar agua potable lo más posible, el tener un jardín y al mismo tiempo no gastar tanta agua es una cuestión de consciencia ambiental. La cuestión consiste en utilizar un ambiente diferente, con elementos naturales distribuidos de forma armónica y combinando elementos verdes con flores y plantas de poca agua, como los hermosos cactus.



Hay quienes llaman a estos jardines contemporáneos, minimalistas. Son diseñados con formas geométricas y distribuidos de maneras sencillas y prácticas para su mantenimiento.

Primeramente se empareja el suelo a tratar, colocando arena y sobre esta una capa de piedra blanca en las zonas duras. La piedra también puede ser roja o negra, pero el blanco da la sensación de calma y elegancia. Se delimitarán las zonas verdes donde habrá plantas de diferentes alturas: desde tipo césped, con macizos de flores bajas y a continuación plantas de lento crecimiento como palmas y otros arbustos.

En las partes verdes se darán prioridad a las plantas nativas que son más resistentes a las inclemencias del clima, por lo que necesitan menos mantenimiento.

Para delimitar las áreas, se pueden utilizar varios materiales como puede ser el plástico y el poliéster. Entre todo este conjunto se colocarán islotes de cactus o zonas de cactus distanciados unos de otros, terminando la decoración con piedras volcánicas o redondas fabricadas. Estatuas y figurillas, pueden complementar la decoración, una fuente o algún elemento único como macetas grandes colocadas en sitios estratégicos con arbustos tipo bonsáis le darán un estilo único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario