martes, 17 de octubre de 2017

Reformando una pared para una alacena

Es verdad que cada vez debemos conformarnos con espacios pequeños para vivir por distintas razones, una de ellas y quizá la más común es sin duda por los altos costos de alquiler o compra de vivienda.

Por eso, si tenemos un piso muy pequeño, con una cocina diminuta en la cual no tenemos el espacio suficiente para almacenar las vajillas y juegos de té o de café y demás servicio de mesa, podemos aprovechar una pared, la cual con algunas reformas sencillas nos dará el espacio que necesitamos y además lucirá sensacional.



Tiene la ventaja de llevar incluso una mesa abatible para usarse como lugar para desayunar o de plano como área de comedor.


  • Traza un rectángulo donde irán las baldas y la mesa, dejando un margen de 10 cm. A cada lado y 40 cm. Por arriba. Píntalo de blanco. 
  • La mesa abatible la compras prefabricada o la mandas hacer a la medida, la instalas a la altura de cualquier mesa. 
  • Coloca tres baldas o repisas a una distancia equidistante, procurando que la más baja no moleste a los comensales. Por debajo de la repisa más baja, te recomiendo colocar un travesaño redondo con armellas o ganchos para colocar tasas, te hará que aumente el espacio para almacenar y le da un toque de elegancia. 


Te recomiendo pintar las baldas del color blanco al igual que la mesa y consigue unas sillas sencillas del mismo color.

Coloca la vajilla de manera ordenada y elegante, para que sirva de decoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario