martes, 10 de octubre de 2017

Reformando la despensa con una bodega

Si dispones de espacio en tu cocina puedes reformar la despensa o en su defecto hacer ambas cosas si careces de despensa. Incluso puedes hacer un espacio extra de trabajo.



El verdadero secreto será la distribución. Puedes fabricar un espacio en forma de U, por ejemplo. En un lado, procurando sea uno de los más grandes se colocarán estantes para la despensa desde la altura inferior aproximada para colocar canastos multiusos de tamaño grande y guardar en estos botellas de agua. De allí hacia arriba se dejaran a distintas alturas para que se coloquen los comestibles de los tamaños necesarios, teniendo en cuenta las cajas de cereales que son grandes.

Se colocan también partes más pequeñas que pueden ser prefabricadas para especieros, o cajoncitos con los nombres de cada especie. En la zona de batería las medidas ideales son de aproximadamente 33 cm. Para una mejor manipulación.

La pared frontal, se utiliza de bodega, colocando un botellero de gran capacidad en la parte superior, y en la inferior, estantes que resultarán ideales para botellas vacías y refrescos. Puedes reservar a un lado, un congelador vertical, o una cava de vino en madera.

En la tercera pared, se fabricará una mesa de trabajo con barras y estantes para colgar los utensilios necesarios para tener a la mano todo lo necesario. Debajo de la mesa, se pueden colocar cajones para cuchillos o cucharas de servicio, al igual que dejarse un espacio para un banco que se pueda ocultar bajo de ésta. Una escalera para los estantes más altos a la medida y lámparas para iluminar el área terminan la reforma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario