miércoles, 26 de julio de 2017

Reformas para casas pequeñas

Seguro que te han surgido las ganas de cambiar el aspecto de tu vivienda y renovarla, es normal y a todos nos da esa sensación cada cierto tiempo.

No obstante, la idea de comenzar las obras en tu hogar, buscar presupuestos, removerlo todo y citar a los obreros, así como tener todo el tiempo gente por toda tu casa, hace que las ganas se esfumen con la misma rapidez que llegaron.

Pero no debes desanimarte, pues, aunque suponga un lío por la casa y algún esfuerzo físico, hacer poco a poco las reformas del hogar y por nosotros mismos, podremos ayudar a contribuir con la economía de la familia y además, podrás sentir la satisfacción del trabajo hecho por ti mismo bien realizado.

Te daremos algunos tips de reformas para casas pequeñas. 




Cambiar el suelo. 


Si quieres cambiar como luce el suelo en una habitación, pero no deseas introducirte en ese agobiante mundo de los escombros y la obra, puedes decidirte por colocar losetas de vinilo las cuales se instalan por encima del suelo que ya existe. Es la más sencilla opción además de resultar más económica y tan solo vas a necesitar una rasqueta, una escuadra, un cúter, un metro y cola de montaje.

La pintura. 


Una de las reformas más básicas y que ofrece resultados sorprendentes es el cambio de pintura, pues además de que el color de las paredes se desgasta con el tiempo y requiere ser renovado, le darás un giro a la imagen de la habitación. Pintarla tú mismo supone un gran ahorro económico y se trata de un trabajo en el que no se requiere mucho conocimiento.

 Tarimas flotantes. 


Esta reforma es habitual y resulta fantástica para organizar tus cosas y darle un aspecto moderno al hogar. Para esto solo vas a necesitar una sierra de calar, tablas de tarima, adhesivo para madera, fibra aislante, cuñas de madera, listones de madera, pincel y un martillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario