jueves, 4 de mayo de 2017

El auge de las reformas de bajo coste

Estamos en un momento en el que “menos es más”, y sobretodo si es en el caso de hacer reformas en nuestro hogar. Hay grandes cambios que podemos hacer en todas las estancias de nuestra casa, ganando espacio o bien que tenga un estilo muy determinado.


Cubrir las paredes con tapices


Las tapicerías son fantásticas, porque no sólo hacen una declaración en negrilla y aportan colores vivos a nuestro hogar, sino que además son relativamente baratos y hacen que su habitación sea acogedora a la vez que le da un toque fresco. En muchos mercadillos de las ciudades, son muchos tapices de este estilo los que se pueden encontrar y llevarnos algunos para ir cambiándolos según la época del año.

 Agregar papel pintado o acentos de color a distintas zonas 


Añadir a las esquinas de la habitación, su armario, su pantalla, su mesa de noche, y realmente cualquier cosa que se pueda imaginar. Este material nos permite hacer pequeñas reformas a la vez que nos da el poder de hacer con nuestra imaginación todo lo que queramos. Mientras consigamos tener un equilibrio, sin sobrecargar la habitación en la que lo estamos poniendo.

Cambiar la iluminación de la habitación 


Trate de reemplazar su lámpara estándar, por mucho cariño o tiempo que lleve a su lado, por otra técnica más original: tire de algunas luces en cadena, por ejemplo utilizando un cable de cobre y colgándolo encima de la cama, o agregando una linterna en suspensión o una bombilla, o tal vez incluso utilizar una lámpara antigua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario