miércoles, 5 de octubre de 2016

Crear ambientes, en espacios reducidos

Si estás por decorar una habitación de dimensiones reducidas, necesitas leer esto.

Porque el tamaño no supone un gran problema en la decoración del dormitorio, si esta es adecuada y se ejecuta de manera correcta. Es evidente que un espacio reducido nos puede llegar a complicar si el orden y el aprovechamiento al máximo del espacio no se logra. Lo primero que debes cuidar es la iluminación. 




Mientras más iluminado este el espacio, mayor será la sensación de amplitud que produce la habitación. Permite la máxima cantidad de luz que puedas, porque la luz natural es aún mejor que la artificial para dar sensación de espacialidad. Si deseas agregar iluminación artificial, escoge luminarias o focos de luz blanca. Los colores de la estancia, cumplen un papel crucial con la luminosidad. Cuanto más claros sean los tonos que elijas, más grande parecerá la habitación que elijas pintar.

Eso sí, mucho cuidado con abusar de los tonos claros. Puedes crear un piso impersonal, puedes agregar algún tono como azul marino, o tinto en un solo muro de la estancia, para dar la sensación de profundidad y personalidad al espacio. Los muebles juegan un papel crucial ya que estos determinan el uso de la habitación, pero hay algunos que tienen funciones dobles o que pueden abatirse de manera que puedas utilizarlos con mayor provecho que enormes muebles que te dejan poco espacio para siquiera pasar de una habitación a otra.

Colocar un espejo frente a una ventana es un excelente truco que esparcirá la luz que reciba y se multiplicará por la habitación. Otro consejo para aprovechar al máximo del espacio es cambiar la puerta tradicional por una puerta corredera, que te puede ayudar a ganar unos 90 centímetros de espacio que la puerta roba con su abatimiento. Parece algo trivial, pero te aseguro que se gana espacio con el cambio, brindando mayor flujo y comunicación entre los espacios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario