miércoles, 20 de julio de 2016

Una cocina más amplia sin obras molestas

Las cocinas siempre son un problema para cualquier casa, y sus costos también, pero hay cambios que pueden valer la pena. Para esos lugares pequeños y sin opciones de obras grandes aquí están algunas sugerencias:



 - Todos los objetos hacia las paredes: El suelo del medio debe quedar despejado, de esa manera se desocupa un área considerable y cada tarea se realiza sin molestar a otros.

- Módulos unidos: Fregadero, cajones para los utensilios, estufa, horno; todo debe permanecer junto en una pared, pero en el orden correcto para no dar muchas vueltas. Debe preverse la practicidad y el ahorro de movilidad.

- Salidas o accesos no muy cerca de las zonas de trabajo: En las paredes laterales (sobre todo para cocinas angostas) resulta bueno para aprovechar la distribución. Una puerta al exterior o una hacia otra parte de la casa que no sea muy ancha.

- Suelo liso de color claro: Especialmente para las cocinas con tonos oscuros o intensos; da una impresión de espaciosidad, de limpieza, y modernidad.

- Despejar una pared o parte de ella para una ventana: La ventana es esencial para cualquier cocina; sobre una pared poco ocupada o sin objetos le da una iluminación natural, sin mencionar la impresión de mayor espacio.

- Ventanas: Una en el lugar dicho anteriormente y otra frente al fregadero. Le proporciona un ambiente más hogareño a la cocina.

- Objetos móviles o de tamaño menor: Mesas con ruedas, mesas plegables, anaqueles para colocar objetos útiles que no invadan otras zonas de la cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario