sábado, 9 de julio de 2016

Reformas para el cuidado de los niños

Acondicionar el hogar para tus hijos no es tarea fácil, en esta ocasión os dejamos conceptos para reformar tu hogar para el cuidado de los niños.



- Seguros: En la puerta del refrigerador, en los cajones de la cocina, en el horno; eso incluye protectores de enchufes. En todos los sitios donde haya objetos peligrosos o peligro al tocar, es importante asegurarlos para que los niños no los toquen ni sufran daños.

- Tapetes antideslizantes, suelo antiderrapante: No sólo los niños son propensos a sufrir resbalones, también los adultos si no tienen mucho cuidado. Una manera de prevenir resbalones es utilizar materiales que no se vuelvan resbaladizos con el agua, así como tapetes hechos con materiales que no sean lisos.

- Protección en las ventanas: En segundos pisos o en un departamento, las ventanas pueden ser peligrosas para los niños. Unas rejas o una malla de aluminio es siempre útil para prevenir una caída aparatosa. En el caso de segundos pisos o casas propias, se puede complementar con una red a media altura para evitar aterrizar en el suelo.

- Ubicación del mobiliario: Si los niños son inquietos y les gusta correr por toda la casa, pueden sufrir un golpe fuerte si no se fijan en lo muebles. Siempre se menciona la sensación de mayor espacio, pero distribuirlos hacia las paredes impide que los niños se topen con ellos fácilmente.

- Correas: Para los muebles o para los cables eléctricos; los más inquietos pueden curiosear lo que les rodea y tocarlo, o destruirlo sin tener idea de nada. Hay correas para fijar los muebles y que no se caigan, así como para enrollar cables grandes y que nadie los jale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario