sábado, 7 de mayo de 2016

Cómo colocar una repisa


Si tienes la intención de ahorrar espacio en casa haciendo lucir al mismo tiempo ciertos adornos, o bien, si buscas la práctica en la distribución de los objetos, posiblemente colocar una repisa en casa sea la solución adecuada. Hoy te daré algunos tips para colocar una por tu propia cuenta:



Primero es menester elegir el lugar adecuado para su colocación. Los marcos de las paredes pueden ser una gran guía para elegir el lugar ideal.

Lo mejor es aprovechar el marco de las paredes para clavar la repisa; de lo contrario se corre el riesgo de que no se sujete bien y el peso la haga caer fácilmente.

Marca con un lápiz la altura a la que se colocará cada soporte de la repisa y después traza con un lápiz la horizontal sobre la cual irá la repisa. Así te darás cuenta de un posible desvío o desnivel de los soportes.

Después coloca sobre los extremos de la línea el orificio del soporte y vuelve a marcar su ubicación para que en seguida puedas perforar la pared. Se sugiere que el orificio conste de un par de pulgadas de profundidad para que la repisa quede bien sujeta y dispuesta para soportar más peso sin peligro de caer.

Por último habrá que colocar las repisas sobre los soportes y atornillarlas a ellos.


Es importante que antes de colocar las repisas, ya te hayas asegurado de la correcta colocación de los soportes, es decir, que no estén desviados y así evitar un doble e innecesario trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario