jueves, 28 de abril de 2016

Qué hacer en caso de fuga de gas


Cuando se realiza alguna reforma en el hogar cerca de alguna tubería de gas, una posibilidad nada deseada pero latente es que dicha tubería se dañe a raíz de la reforma.

Si tal cosa llegase a suceder es necesario saber actuar de cierta forma para reducir los riesgos lo más posible. Es por eso que hoy daré algunos consejos para saber actuar.



La señal inmediata de una fuga de gas es el olor. Es por eso que en cuanto percibas su presencia valora el riesgo. Si solamente existe un ligero olor, entonces es posible realizar una valoración rápida del lugar intentando hallar el origen. Pero si el olor es muy fuerte y además escuchas la fuga, eso quiere decir que existe gran peligro y lo mejor será evacuar la zona y pedir ayuda.

De ser posible habrá que ventilar el lugar abriendo ventanas y puertas. Pero es muy importante evitar, hagas lo que hagas, encender la luz o utilizar fuego, pues una pequeña chispa de calor podría provocar una desgracia.


Es importante revisar las posibles fuentes de la fuga. Las hornillas de gas son un ejemplo. Y lo ideal es que, si sabes en qué lugar se encuentra, cierres el suministro de gas de la casa. Recuerda que lo más importante antes de descubrir la fuga es tu integridad y la de tus seres queridos. Siempre procura ponerte a salvo antes de cualquier acción de este tipo, pues las consecuencias de esta clase de accidentes pueden ser fatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario