viernes, 8 de abril de 2016

Muebles a la medida


Son principalmente dos las razones por las cuales alguien podría desear implementar muebles hechos a la medida en su hogar: porque los muebles prefabricados que se encuentran en las tiendas no caben en el hogar, o bien porque se tiene el deseo de llevar a cabo una personalización total de nuestro espacio. Sea cual sea el motivo, es muy importante tener en cuanta ciertos consejos para que la inversión realizada sea de lo más satisfactoria posible.



El primer consejo que puedo dar (y tal vez el más obvio) es medir. Medir el espacio en el que se colocará el mueble es de lo más lógico. Si vamos a instalar un clóset, por ejemplo, en un lugar en el que al final sobrarán o faltarán centímetros, nuestra reforma será descuidada e incluso podría verse mal. También es de gran importancia conocer las medidas de los espacios a través de los cuales llegará nuestro mueble a su destino. O, ¿qué sentirías si el bonito y costoso tocador que querías poner en la recámara sea tan grande que no pueda pasar ni siquiera por la puerta principal?


El segundo consejo que daré es: utilizar la imaginación para aprovechar los espacios. Si ya estás decidido a gastar en la fabricación de un mueble hecho a la medida, considera aprovechar al máximo los espacios en donde lo colocarás. Un librero bajo la escalera, por ejemplo, puede resultar de lo más práctico y bonito si se aprovechan todas las esquinas del lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario