miércoles, 9 de marzo de 2016

Reformas en el hogar


En todos los pueblos, si bien tener un lugar propio para vivir siempre ha sido difícil en un sentido económico, de cincuenta años para acá crisis tales como la inmobiliaria o la sobrepoblación han sido motivo de que dicha dificultad se acrescente. Antes era mucha más fácil, si se contaba con el dinero necesario, cambiar de residencia toda vez que uno no se sintiera cómodo en su lugar actual.


Esa necesidad del cambio sigue asediando a los seres humanos, quienes a falta de todo tipo de oportunidades para mudar su domicilio, han descubierto una nueva forma de llevar a cabo un giro y reacomodo a sus vidas. La demanda de los servicios de carpinteros, albañiles, fontaneros, decoradores, en fin, de toda persona dedicada a las reformas del hogar y que presta sus servicios de manera independiente ha aumentado en los últimos años.

Así es como la actividad de reformar el hogar ha aumentado tanto en los últimos años. Y de tras de este fenómeno se hallan una serie gigante de consecuencias tanto económicas como sociales. Una consecuencia es, por ejemplo, la proliferación de tantos prestadores independientes de servicios, también conocidos como freelance, cuya repercusión social es la creación de una vasta competencia en el mercado (hablando en términos de dinero) y en la esfera artística, lugar en el que día a día surgen nuevos talentos en actividades como la carpintería o la decoración, artistas que se mantienen en una continua actividad creativa y totalmente humana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario