domingo, 13 de marzo de 2016

Experiencia reformando el hogar


El problema de la sobre población mundial y el acelerado modo de vida hacen cada vez más difícil el cambio de hábitat de la personas. Es por ello que rescatar y renovar los lugares de los que se dispone en la actualidad se ha vuelto una práctica tan común en las diferentes sociedades. Yo mismo he vivido las consecuencias de esto y me he visto en la necesidad de hacer algunas reformas en mi hogar.



En principio fue necesario aclarar y crear límites respecto a las reformas que haría. Lo digo porque desperdicié bastante tiempo en encontrar el presupuesto que se adaptara a mi bolsillo, ya que éste siempre cambiaba y la razón no era que a veces quería me imaginaba una reforma y al día siguiente otra diferente.


Una vez que tuve claro qué hacer, me lancé de nuevo a buscar varios presupuestos, pero en esta ocasión con una idea clara y distinta de lo que quería. El resultado fue que pude comparar presupuestos de manera más concreta y pude discernir entre lo caro y lo barato. Puedo decir que tuve suerte de encontrarme con un profesional, porque las reformas que hice (entre ellas cambiar el suelo y las luces) tuvieron resultados completamente satisfactorios. Eso es importante ya que he sabido de casos en los que incluso se han desatado problemas legales a causa de un mal trabajo y un trabajador con poca ética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario