domingo, 10 de enero de 2016

Cómo combatir las humedades



Las humedades en las paredes son una de las patologías más comunes en una vivienda. Aparecen por el deterioro de los años de manera frecuente, de no controlarse a tiempo tenderá a extenderse y a empeorar. Si cuando aparecen intentas prevenirlas te evitarás problemas en el futuro y una inversión económica mayor. 



Para prevenir las humedades lo mejor es llevar a cabo un correcto mantenimiento en las zonas donde se acumula agua, como son los bajantes, canalones y desagües. Hacer limpieza de estas zonas de vez en cuando será suficiente para prevenir las humedades. También se recomienda revisar las carpinterías de exteriores por estar en contacto con los agentes atmosféricos. Un simple golpe puede formar fisuras que posteriormente podrían ser humedades. Aisla las carpinterías correctamente. 

Por último te recomendamos revisar las fachadas cada año para ver si se ha producido alguna fisura pues al fin y al cabo estas suponen una entrada de agua en el interior de la vivienda ocasionando humedades que después necesitarán una rehabilitación o reforma. La clave para lograr acabar las humedades es previniéndolas.

¿Cómo combatirlas? 


Una vez encontrada la humedad es el momento de combatirlas. Para esto lo mejor es contactar a un profesional, quien la eliminará sin dejar ni rastro. Como las humedades son un tema delicado, te recomendamos contratar un profesional de confianza que sepas que realizará el trabajo correctamente. 

Cuando las humedades ya no estén, os recordamos que dependiendo de las zonas pueden darse las humedades como por ejemplo en la cocina y el baño. En cuanto a la cocina lo mejor es usar un extracto de humos para que la humedad no llegue al interior de tu vivienda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario